En un artículo anterior (hay alguien viviendo en mi casa) publicado el 19/11/2016, se hablaba de la dificultad que se planteaba muchas veces para solicitar una modificación de medidas en relación a la pensión alimenticia que se satisfacía como consecuencia de que en el domicilio que fue conyugal y del que como consecuencia de la separación o el divorcio se había abandonado, había entrado a vivir un tercero con las ventajas que eso representaba para la persona que vivía en la casa y los inconvenientes que se producían para el que la había abandonado.

Ahora una sentencia de la Sala 1ª del Tribunal Supremo de 19 de Enero de 2017 parece que empieza a poner un poco de clarividencia en el asunto

Leer más