Hay alguien viviendo en mi casa con mi ex

Nos suelen preguntar a menudo, ¿qué pasa si mi mujer o mi marido (suele ser más raro) al que le han atribuido la guarda y custodia de los niños y en consecuencia la vivienda familiar, tiene una nueva relación con un tercero que
se muda a vivir con él/ella? ¿Tengo que seguir pagando las mismas cantidades a mis hijos por alimentos?, ¿las puedo reducir?, ¿puedo solicitar la venta de la casa?, o pongo cara de idiota y me aguanto.

El derecho no es una ciencia exacta y en consecuencia hay posturas y sentencias para todos los gustos, además ,los procesos matrimoniales cada uno es un mundo y habría que estudiar caso por caso, pero en general,  podríamos decir lo siguiente:

Si hay hijos menores de edad en el domicilio que fue familiar y en el que están conviviendo estos con el progenitor custodio que se ha quedado con el uso y disfrute,  la mayoría de las Audiencias Provinciales consideran que la convivencia con un tercero, no es suficiente para modificar o extinguir el uso atribuido, porque entienden que la vivienda se atribuye a los hijos y ese es el interés que hay que proteger, independientemente que la madre o el padre tengan otra relación o incluso que haya formado otra nueva familia.

Hay otras Audiencias que entienden que ese hecho no puede juzgarse mediante una interpretación rígida del precepto en el que se basa el artículo 96,1 del Código Civil y en consecuencia permiten que se pueda instar la venta del inmueble si todavía no se ha liquidado la sociedad de gananciales.

La esencia es que en general el uso de la vivienda se atribuye a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden, es decir que el interés de los menores prevalece por encima de cualquier otro incluido el de sus padres o progenitores y esto viene siendo refrendado por el Tribunal Supremo.

Si no hay hijos o estos son mayores de edad, habría que valorarlo de otra manera ya que aquí, si que hay Audiencias que entienden que se produce una modificación de las circunstancias que hicieron que esa vivienda se adjudicara en un primer momento  al progenitor  custodio y se podría solicitar lógicamente la venta de la misma para repartirse el importe de esta.

Tengo que decir que en Cataluña van bastante más adelantados en estos aspectos y lo tienen resuelto, ya que tienen un articulo el 223-24 de su Código Civil que establece “que el derecho de uso se extingue, entre otras causas, b) por matrimonio o por convivencia marital del cónyuge beneficiario del uso con otra persona.

Por último hay gente que pregunta, que si como consecuencia de esa convivencia con otra persona se puede reducir la pensión alimenticia que se está satisfaciendo a los hijos ya que eso le está produciendo un beneficio económico a la persona que tiene esa atribución, ya que en principio se deberían compartir todos los gastos que se producen en la citada vivienda, (gas, luz, agua, comunidad de propietarios, ibi, tasa de basuras) y ese ahorro debería ser tenido en cuenta a la hora de reducir la citada pensión alimenticia. En este caso también las Audiencias parecen ser más proclives a darnos la razón y en concreto una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid Sección 24 de 23 de Octubre de 2014 así lo entendió y redujo la cuantía que estaba pagando el  padre a sus hijos  por entender que era un hecho nuevo el que la mujer conviviese en el domicilio que fue conyugal con su nueva pareja, no meramente coyuntural e imprevisto en su momento y de entidad suficiente como para reducir la pensión alimenticia que venía satisfaciendo.

Como veis una situación nada clara, que da infinidad de quebraderos de cabeza, y que habrá que ir precisando en cada momento, aunque también es cierto que en los divorcios de mutuo acuerdo se suele poner en los convenios, o en mi caso yo lo suelo hacer, una clausula al respecto para saber a qué atenernos en cada momento ( ej: se podrá vender la casa si se convive con un tercero siempre que se garantice el derecho a los hijos a una vivienda digna , aunque hay discrepancias al respecto sobre si esa clausula es válida o se podría impugnar) sobre todo si los hijos tienen poco años y al objeto de  evitar enfrentamientos posteriores. También es cierto que en la actual situación en la que nos encontramos los jueces están siendo más proclives a dictar resoluciones más acordes a las realidades sociales en las que nos movemos admitiendo sobre todo las reducciones de alimentos o incluso el que se venda la casa si los menores tienen de alguna manera cubierta esa necesidad de vivienda por ejemplo cuando la pareja que convive también tenga una vivienda propia.

Si te ha gustado, compártelo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *