¿Puedo desheredar a mis hijos/as? El maltrato psicologico hacia los padres

A veces nos preguntan, si es posible desheredar a un hijo y cuáles son los motivos que se pueden alegar al respecto. Siendo un tema polémico y conflictivo hay que decir que hasta ahora era muy difícil el poder hacerlo  ya que las causas estaban tasadas en el Código Civil que otorgaba a los descendientes unos derechos hereditarios muy superiores incluso a los de la viuda del causante. Como hemos dicho las causas eran muy concretas y simplificando diremos que  a ellas se refiere el artículo 756 (atentar contra la vida del padre, ser condenado por delito contra la libertad, la integridad moral… del causante, amenazar al testador para cambiar el testamento etc) y asimismo el artículo 853 que es el que nos interesa en lo que respecta a este comentario y que  establece que son también justas causas para desheredar a los hijos y descendientes además de las del artículo 756:

1.-El haber negado sin motivo legitimo los alimentos al padre o ascendiente que le desherede

2.-Haber maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra

Es decir que si la causa en la que nos íbamos a basar no figuraba como tal en el Código Civil y mas en concreto en los artículos referenciados, no se podía desheredar a los hijos.

Hay que tener en cuenta que antiguamente era normal el cuidado de los padres hacia los hijos, se tenía asumido que cuando fuesen mayores nos tendríamos que hacer cargo de ellos, siendo lo más normal el que pasaran una temporada  con cada uno de los hijos en los domicilios de estos si esto era posible y el deterioro de los progenitores no estaba en entredicho. Pero ahora hay muchos más problemas al respecto, nos hemos vuelto mas egoístas, nuestros padres mayores se convierten en una carga que a veces no queremos asumir y los ingresamos en residencias en donde ni siquiera vamos a visitarlos o dejamos que se las apañen como buenamente puedan o con un poco de suerte se los encasquetamos a alguno de nuestros hermanos/as que tienen un punto de mira diferente o cuando menos desde otra perspectiva, pero eso si, en el momento del fallecimiento ya estamos preguntando ¿Qué parte de la herencia, del piso, del metálico, de las tierras, nos corresponde?.

El Código Civil mantenía en el artículo 853 que era causa de desheredación el maltrato de obra o el injuriar gravemente de palabra al progenitor y eso era difícil de demostrar y sobre todo porque en muchos casos ese maltrato no era de obra o de palabra sino que era un maltrato psicológico que sin embargo no era admitido por los Tribunales en general y si con contadas excepciones, hasta una muy reciente Sentencia del Tribunal Supremo de 3 de Junio de 2014 y otra de 30 de Enero de 2015 en donde se hace una interpretación extensiva del maltrato psicológico afirmando que este, “como acción que determina un menoscabo o lesión de la salud mental de la victima debe considerarse comprendido en la expresión o dinamismo conceptual que encierra el maltrato de obra” por lo que viene a incluirlo como una modalidad de ese maltrato y en consecuencia como causa de desheredación.

El TS se está refiriendo al desinterés y abandono efectivo y emocional, a los distanciamientos que un hijo pueda tener como conducta continuada en el tiempo hacia su progenitor cuando este es anciano quedando desatendido con padecimientos de índole física y psíquica a los que son tan propensos las personas mayores y en estas condiciones es cuando se establece que se puede desheredar a los hijos.

Esto puede ser un aviso para navegantes que se pueden encontrar con una desagradable sorpresa si mantienen una actitud totalmente ajena a los cuidados y vicisitudes de sus progenitores como dice textualmente la sentencia de 3 de Junio de 2014

“Los hijos aquí recurrentes incurrieron en un maltrato psíquico y reiterado contra su padre del todo incompatible con los deberes elementales de respeto y consideración que se derivan de la relación jurídica familiar, con una conducta de menosprecio y de abandono  familiar que quedó evidenciada en los últimos siete años de vida del causante en donde ya enfermo, quedó bajo el amparo de la hermana sin que sus hijos se interesaran por él o tuvieran contacto alguno, situación que cambio tras su muerte a los solos efectos de demandar sus derechos hereditarios”.

Como podéis ver aquí les salió el tiro por la culata a los hijos y ambos fueron desheredados a favor de la hermana, así que espero que se tome buena nota para no caer en esas conductas que pueden llegar a atentar contra la dignidad humana.

PD.- La prueba de ser cierta  la causa de desheredación, corresponde a los herederos del testador si el desheredado lo negare y esto es lo que normalmente se suele hacer así que un consejo practico, como esta desheredación hay que hacerla ante notario, no estaría de más que se documenten en la propia escritura las causas de la desheredación como por ejemplo un  informe psicológico que acredite que se está produciendo ese maltrato.

 

Si te ha gustado, compártelo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *