Régimen de Visitas , Coronavirus y Estado de Alarma

Hay mucha gente que se está preguntando estos días, si el régimen de visitas que venía establecido en el convenio aprobado judicialmente se tiene que seguir manteniendo, o si se puede modificar por causas de fuerza mayor, o qué se puede hacer al respecto.

Vamos a tratar de dar una serie de pautas para que todo el mundo sepa a qué atenerse. El pasado día 20 Ana Requena Aguilar publicaba un interesante artículo en el diario.es https://www.eldiario.es/sociedad/Custodias_0_1007549432.html en el que se refería a este tema y recogía opiniones tanto del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) como de la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA) y de alguna que otra compañera.

La esencia de lo que establece el real decreto del gobierno, que por supuesto no puede tener en cuenta todas las situaciones que se dan y que hay que interpretar, estaría en lo siguiente:

1.- Los padres tiene que tener en cuenta en primer lugar,  el interés preferencial del menor y que se le tienen que evitar posibles riesgos de contagio.

2.- También tienen que saber interpretar los convenios, y analizar la situación personal de cada uno en relación a los menores,  no vale agarrarse estrictamente a lo que el mismo establece puesto que esta situación no se ha podido prever y es absolutamente novedosa. No descartamos que a partir de ahora se establezca en los convenios que una vez que pase esta crisis se firmen nuevos convenios con clausulas para situaciones como la vivida.

3.-La recomendación fundamental que establece el CGPJ y la mayoría de los expertos es “llegar a acuerdos” dejar a un lado las rencillas y pensar en nuestros hijos/as más que en nosotros mismos.

4.-El régimen de visitas se tiene que mantener, pero siempre que no se ponga en riesgo la salud para nadie. Si alguno de los progenitores tiene una profesión de riesgo, o convive con personas mayores o que estén enfermas, parece lógico modificar ese régimen sin tener que esperar a que un Juez nos lo diga, aunque habrá que comunicárselo a la otra parte explicando el porqué de ese cambio y luego esperar al refrendo del Juez.

5.-En cuanto a los desplazamientos con los menores, están permitidos en estos casos, si es porque se mantiene la custodia compartida, no hay problema para desplazarse de un domicilio al otro, aunque poniendo por encima de todo la salud como ya hemos dicho, si alguno de los padres/madres tiene problemas al respecto es de sentido común que la custodia se la quede uno solo de los progenitores.

6.-En cuanto al régimen de visitas parece lógico pensar que se suspendan estas  siempre que no implique pernocta, pero no porque lo diga la ley o el real decreto sino, por sensatez. Si el padre o la madre podían ver a los hijos/as dos días a la semana de 18 a 20 horas en esta situación no es descabellado pensar  que esas visitas se suspendan y se sustituyan por llamadas telefónicas, videoconferencias etc.

7.-Las visitas de fin de semana o que supongan dormir en el domicilio del otro progenitor pueden mantenerse, pero, una vez más, si la situación no implica riesgo. Hay que tener en cuenta que en  esta anómala  situación no podemos saber quién puede o no puede estar contaminado y a nuestros menores tenemos que evitar exponerlos a cualquier tipo de contagio.

8.- La sensatez, el interés y protección de los menores debe imperar para proteger a los hijos/as, siendo fundamental preservar la salud de estos. La Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA) aconseja evitar riesgos innecesarios y ponderar lo más beneficioso para cada familia. Lo mejor en estos momentos, insisten todas las fuentes, es llegar a acuerdos y dejarlos por escrito.

Estamos hablando de llegar a acuerdos con la otra parte en esta extraña situación, pero, ¿qué pasa si no hay acuerdo por el motivo que sea?

9.- Mi compañera María Dolores  de Cárdenas mantiene y yo lo suscribo que,  si no hay un acuerdo personal, lo mejor es poner el asunto en manos de abogados para tratar de que lo alcancen y hay que dejar todas las comunicaciones con la otra parte por escrito para que luego no haya malos entendidos. Al final y en caso de conflicto será el Juez el que decida pero hay que tener en cuenta que en estas excepcionales circunstancias los Juzgados que están  semiparalizados vayan a actuar con la rapidez y diligencia debida, entre otras cosas porque no van a poder.

10.-Es verdad que a algunas personas les ha podido llegar esta situación cuando todavía no les han comunicado la sentencia y en consecuencia no les han aprobado el convenio por lo que carecen de cualquier documento acreditativo para poder mover a los niños por ejemplo. Aquí se podría solicitar al abogado que nos dejase una copia del convenio presentado y hacerlo valer ante cualquier requerimiento diciendo que se está a la espera de la confirmación del mismo y si el divorcio o la separación fuesen contenciosos, igual, serviría para demostrar la situación en la que se encuentran los cónyuges y los menores.

11.- Hay que tener en cuenta que estamos ante una situación excepcional por lo que los acuerdos a los que llegamos ahora, no servirán en un futuro, se volverá si se hubiese modificado al antiguo régimen de visitas o de custodia sea esta compartida o no.

12.- Esta claro que en el aspecto económico si algún o algunos de los menores pasa más tiempo del  acordado con uno de los progenitores lo lógico será renegociar la pensión alimenticia que se hubiese impuesto para adaptarla a las nuevas circunstancias. Ahora bien la cantidad de expedientes de regulación de empleo temporal  (ERTES) que se están presentando y de despidos que se van a producir hace que se nos presente unos meses complicados porque mucha gente no va a poder hacer frente a las cantidades que venía obligado/a a satisfacer como consecuencia del convenio y se van a presentar ingentes cantidades de  demandas de modificación de medidas si entre las partes no se llega a un acuerdo satisfactorio para ambos progenitores cosa que nosotros pedimos encarecidamente que se haga, ya que así los juzgados no se colapsaran.

13.-Si tuviésemos el coronavirus o pensemos que pudiésemos estar contagiados lo lógico es que los menores se queden con el otro progenitor independientemente del convenio regulador que se haya firmado ya que es una causa excepcional y de fuerza mayor y realizada en beneficio de los menores.

14.-Como ya hemos dicho con anterioridad en estas situaciones habrá que hacer uso de la imaginación y de las nuevas tecnologías y permitir una comunicación más fluida con el progenitor que no esté con el/los/las menores a través del uso del teléfono, de la videoconferencia, de darle una mayor cantidad de días cuando todo esto pase etc. etc.

15.- Todas estas afirmaciones no son ni muchos menos dogmas jurídicos que haya que cumplir a rajatabla. Son unas opiniones personales sujetas a mejores criterios de interpretación del decreto ley del gobierno, pero que entendemos que pueden servir de ayuda para hacerse una idea generalizada de por dónde nos movemos ya que la casuística de todas las situaciones que se pueden producir es imposible plasmarlas en un papel aunque este se publique en el BOE.

PD.- El gobierno ha lanzado una guía para  los casos de violencia de género, de la que aquí os dejo el enlace por si os puede ser de utilidad,  http://www.violenciagenero.igualdad.gob.es/informacionUtil/covid19/home.htm

Si te ha gustado, compártelo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *