Si la economía va bien, ¿los divorcios van bien?

Empieza un nuevo curso tanto escolar como judicial y el pasado día 16 de Septiembre leo en el periódico El Mundo un artículo titulado “El brote verde de los divorcios”. En esencia se nos dice que los divorcios en España han aumentado un 5,4 % respecto al año 2013, lo cual viene a decir que las parejas o matrimonios que han aguantado estos años conviviendo aunque maldita sea la gracia que les hacía, han decidido, o bien que ya no aguantan más, o bien que la recuperación económica, que al parecer se está dando (y que yo pongo en duda), les permite decirse adiós sin demasiados reproches.

Como decía, en plena crisis, las parejas y los matrimonios deciden aguantar antes que pelearse en un Juzgado que es caro económicamente y costoso psicológicamente. Así que ahora que al parecer vamos mejor (dicen los expertos) toca divorciarse y separarse más. Interesante conclusión que ahí os dejo para que reflexiones sobre ella, no todo va a ser economía y futbol.

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado sus cifras anuales de nulidades, separaciones y divorcios, y se observa que después de un lustro de descenso en el número de sentencias, están aumentan en la proporción antes reseñada.

También es digno de destacar que la mayoría de estas sentencias lo fueron de mutuo acuerdo, (vamos aprendiendo a lo que desde nuestro gabinete entendemos por divorcios inteligentes) y que los divorcios siguen aumentando frente a las separaciones, ya que ahora uno se puede divorciar sin tener que pasar por una separación como era obligatorio anteriormente como consecuencia de la modificación de la ley del divorcio del año 2005. Esta ley permitió lo que se conoce como divorcio exprés y cuyo único requisito  es haber estado casado un mínimo de tres meses antes de solicitarlo (con excepciones como en el caso de violencia de género).

Por cierto y para mucha gente a la que les gusta las series de televisión y las películas americanas, aquí no vale decir eso que se oye de vez en cuando en las mismas “no te voy a conceder el divorcio”, aquí nos lo conceden directamente con el único requisito de llevar al menos tres  meses casados, lo demás son ideas fantasiosas que nos hacemos en nuestras cabezas.

El incremento, aunque pequeño, de rupturas, dicen los expertos que se debe no solo a la llamada ley del divorcio exprés, sino a la salida de la crisis económica, según manifiesta Eduardo Hertfelder presidente del Instituto de Política Familiar. Por otro lado, desde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), por parte de Teresa Castro-Martin, una de las mayores expertas en divorcios de España e investigadora de dicho centro,  se apunta que dicha ley ha producido más tensiones en los hogares  familiares y menos posibilidades de divorciarse y hacer frente a dos hogares.

Eso si hablamos de divorcios, separaciones y nulidades, porque en relación a las parejas de hecho por lo menos en España no sabemos nada.

Como datos a tener en cuenta está la duración media de los matrimonios 15,8 años (se ha acabado eso de para toda la vida) y la edad critica para las rupturas que es entre los 40 y 49 años y en concreto 42 para las mujeres y 45 para los hombres.
Así que ya sabéis, además de los contratos indefinidos, los a tiempo parcial, los celebrados por obra, la compra venta de pisos, la solicitudes de hipotecas, las compras de coches nuevos y de segunda mano y el aumento en el gasto de la cesta de la compra ahora tendremos que estar también atentos a las separaciones, nulidades y divorcios que se vayan produciendo para poder decir que estamos saliendo de la crisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *